Index

Este blog es de fotos, pero sobre todo fotos de viajes.

  
Quien come escapa decía mi abuelo. En ésta afortunada época que nuestra mayor preocupación es hacer régimen y despegarnos de la silla, se podría decir que quien viaja escapa.

No creo que haya que ir lejos, pero irse un pelín lejos está muy bien y sirve para mirarse menos el ombligo.

Hay muchas vidas ahí fuera. Tan diferentes y tan iguales. 

He tenido la suerte de ver un atisbo de ellas y no me apetece que la absurdamente acelerada vida moderna haga que esos fragmentos se pierdan. Cada momento es único y eso es lo que espero recoger.

No voy a poner siempre las mejores fotos, no es la idea, de hecho esas me las guardo por el momento, pero aún así, cada foto conlleva una historia y un esfuerzo detrás de ella. 

La masa digital se traga el esfuerzo. El volumen de contenido es tal que el valor del trabajo se pierde para el que observa.

Todo trabajo está asociado con un tiempo, y ese tiempo, cada instante, vale mucho. No quiero regalar el trabajo, pero sí compartirlo. 

Quién quiera detenerse a mirar, que lo haga.

Anuncios